Conoce la receta de pulpo a feira

21 enero, 2019

El pulpo a feira es un manjar que siempre se ha de probar durante unas vacaciones en Foz. En realidad, es un plato que nunca debería faltar durante un viaje a Galicia. Es una delicia que se ha convertido en uno de los grandes emblemas de la gastronomía gallega. Y hay que tener en cuenta la enorme fama y prestigio de esta cocina. Pues bien, entre todas sus exquisiteces, el pulpo a feira siempre destaca.

Los nombres del pulpo

Este plato os lo encontraréis en cualquier rincón de la comunidad autónoma. En restaurantes, ferias, pulperías, fiestas populares… Allá donde vayáis será posible comer pulpo a feira. Eso sí, tal vez os lo encontréis con otros nombres como pulpo a la gallega, o pulpo con cachelos. O sencillamente con su denominación en gallego: polbo.

Cómo se hace el pulpo a feira

Pulpo gallego

Si no lo habéis probado nunca, cuando degustéis el pulpo a feira durante vuestras vacaciones en Galicia, os vais a enamorar de esta sencilla combinación. Un plato de un sabor especial, pero que tiene una preparación bastante sencilla. De hecho, cualquiera lo puede elaborar, eso sí, con ingredientes de calidad.

Por esa razón, os vamos a presentar la receta, para que la podáis hacer en vuestra casa, e incluso estando en el apartamento de vuestras vacaciones en Foz.

Preparación del pulpo

¿Os suena la frase “ha recibido la del pulpo”? Pues tiene mucho que ver con esta preparación. La razón es que el pulpo, antes de cocerlo, hay que ablandarlo. Y eso tradicionalmente se ha hecho golpeándolo.

No os extrañe si en alguna feria popular, veis a una pulpeira dándole golpes a un pulpo contra una piedra antes de echarlo a cocer a una gran olla de cobre. Con ello los está ablandando, ya que si no, estaría tan correoso y duro que sería incomestible.

A ti no te hará falta hacer eso. Basta con comprar el pulpo fresco y congelarlo. O bien comprarlo congelado ya. Eso tiene el mismo efecto en su carne. Luego, con dejarlo descongelar a lo largo de la noche en la nevera, ya se puede cocer.

Cocer el pulpo

Otro truco imprescindible para hacer el pulpo a feira es «asustarlo» antes de cocer. Es decir, antes de echarlo en el agua hirviendo, es necesario meterlo a la olla 3 veces y sacarlo inmediatamente, un par de segundos y fuera. Con eso templamos el animal, y además evitaremos que pierda su piel.

Y ahora sí, hay que dejarlo ya en el agua, más o menos unos 18-20 minutos por cada kilo que peso. Aunque es necesario comprobar antes si está hecho, pinchando con un tenedor. Cuando consideréis, apagáis el fuego y lo dejáis reposar como un cuarto de hora, para después escurrir. Por cierto, en ningún momento echéis sal, ni laurel, ni nada. Eso se hará al final de todo, al servirlo. ¡Muy importante!

Cocer las patatas

Pulpo a la gallega

Otro ingrediente carismático de los fogones gallegos son sus extraordinarias patatas. Las cuales no podían faltar en la receta del pulpo, en este caso a la gallega. Basta con echarlas a cocer, y mucho mejor si es en la misma agua del pulpo. Así tomarán color y algo de sabor. Estas patatas pueden ir en rodajas o, si son de un tamaño más bien pequeño y todas casi iguales, echarlas enteras.

A la mesa

Una vez cocido todo ya se puede servir, cortando el pulpo en trozos pequeños. Lo ideal es hacerlo en una tabla de madera, como manda la tradición. Y una vez puestos los trozos de pulpo y las patatas, darles un baño de aceite de oliva, un poco de sal gorda y pimentón, dulce o picante, como prefiráis.

¡Ya está! ¡Ya tenéis vuestra ración de pulpo a feira o a la gallega! Así podréis disfrutar en casa de uno de los sabores más inolvidables degustados durante unas vacaciones en la Mariña Lucense o en cualquier viaje a Galicia.