Playa de las Catedrales, para ver en una ruta por Lugo en una semana

Lo mejor de Lugo en una semana

Vacaciones en Foz 0 comentarios

Siete días en Lugo dan para mucho. Es posible recorrerse de norte a sur y de este a oeste la provincia. Pero no se trata de hacer kilómetros porque sí, de manera que aquí os hemos preparado un buen plan para disfrutar al máximo de la provincia de Lugo en una semana. ¿Preparados?

Lugo en una semana: primer día

Muralla de Lugo
Muralla de Lugo – HombreDHojalata / Wikimedia Commons

Comencemos la semana visitando la capital de la provincia, la sorprendente ciudad de Lugo. El encanto de esta urbe no es conocido por muchos viajeros, y lo cierto es que una vez que se descubre, todo el mundo queda encantado con lo que ha visto.

Para empezar, hay que contemplar una obra única, las famosas murallas romanas. Una estructura excepcional que sigue protegiendo el casco histórico lucense, por el cual se encuentran plazas, callejas, iglesias y palacios de lo más atractivos.

Día 2: Terra Chá

Fortaleza de San Paio de Narla
Fortaleza de San Paio de Narla – JoséLuis Cernada Iglesias

Para la segunda jornada en tierras de Lugo os proponemos recorrer el entorno de la capital. Es lo que se conoce como Terra Chá o Tierra Llana. Un nombre que ya os da pistas sobre el tipo de paisaje que os espera. La verdad es que es un paisaje para recorrer con calma e irse parando en diferentes pueblos y aldeas.

Para que os suenen los lugares más interesantes, aquí van nuestras referencias: Guitiriz por sus balnearios, Castro de Rei por su yacimiento castreño, Friol por la fortaleza de San Paio de Narla o Villalba por su Torre de los Andrade y su queso de San Simón.

Día 3: Sarriá

Monasterio de Santa María de Sarriá
Monasterio de Santa María de Sarriá

También dentro de la Terra Chá se integra la ciudad de Sarriá. Pero queremos mencionarla de forma específica por que es una más que interesante parada del Camino Jacobeo a su paso por la provincia de Lugo. Por allí siempre se ven peregrinos alojados en sus albergues, los cuales aprovechan para visitar su iglesia de Santa María, así como el viejo castillo de esta población, que domina visualmente una amplia porción de territorio.

Día 4: Los Ancares

O Cebreiro, uno de los pueblos de Lugo más bonitos
O Cebreiro

Estamos a mitad de nuestro recorrido por Lugo en una semana. Y ya que os hemos nombrado el Camino de Santiago en su travesía por tierras lucenses, aprovechamos para invitaros a descubrir la región de los Ancares. Es la que da la bienvenida a los peregrinos nada más entrar en Galicia.

Es una zona serrana donde se encuentran poblaciones en las que el tiempo parece que se ha detenido, como en Cebreiro o Piornedo. Allí se pueden ver viejos hórreos y fantásticas pallozas, con sus plantas circulares y sus techos vegetales desde hace siglos.

Día 5: al oeste de la Mariña Lucense

Punta Socastro en O Vicedo
Punta Socastro en O Vicedo

Y llegamos al mar Cantábrico, a la zona de la Mariña Lucense, que posee algunos de los lugares más maravillosos de Lugo, e incluso de Galicia. Por ejemplo, desde la ría de O Vicedo hay unos acantilados alucinantes.

También por aquí, en el concello de Cervo está la Real Fábrica de Cerámica de Sargadelos. O en Burela está uno de los puertos más importantes del norte de España, donde se encuentra atracado para siempre el Barco-Museo Reina del Carmen.

Día 6: al este de la Mariña Lucense

Playa de Las Catedrales con marea alta
Playa de Las Catedrales

Nos vamos al otro extremo de la costa de Lugo, y allí se encuentra Ribeiro. Un pueblo de lo más entretenido de visitar por su ruta de los indianos o el paseo que nos llevará hasta el faro de isla Pancha. Y en su término se encuentra la gran joya paisajística del litoral de Galicia: la playa de Las Catedrales. Un lugar donde la naturaleza ha esculpido una auténtica obra de arte que no te puedes perder durante tus vacaciones.

Día 7: Foz

Después de tanto desplazamiento y tantas maravillas, reservamos el último día de este recorrido por Lugo en una semana para descubrir Foz. Si hace bueno podréis ir a sus playas y, si no hace tan bueno, daros un paseo hasta el castro de Fazouro. Y llueva, haga sol o truene, entrar a sus magníficos restaurantes y daros un verdadero festín con la exquisita gastronomía de Galicia.

Deja tu comentario