Puente romano, uno de los monumentos romanos de Lugo

Monumentos romanos en Lugo y provincia

Cultura e historia 0 comentarios

La increíble influencia romana que hubo en la provincia de Lugo es conocida por todos. Tanto en la ciudad como en la provincia, e incluso en otras muchas parte de Galicia, hay un impresionante legado de esta antigua civilización que merece la pena conocer. Te proponemos un viaje al pasado visitando los monumentos romanos en Lugo más característicos.

La muralla de Lugo

No podíamos comenzar esta lista con otro monumento más destacado y característico que la muralla de Lugo. Es el emblema de la ciudad y un lugar imprescindible que ver y visitar. Se cree que fue construida por los romanos entre los años 260 y 310 a.C, por lo que lleva más de 17 siglos en pie. El estado de conservación que presenta es realmente espectacular, por ello es Patrimonio de la Humanidad.

Se construyó con el fin de proteger a la ciudad del ataque de los pueblos bárbaros, pues por aquel tiempo Lucus Augusti, como se conocía a Lugo, era capital comercial. Rodea todo el casco antiguo de la ciudad, pero parece que en el pasado, dentro del recinto había campos de cultivo y quedaron fuera algunos barrios habitados, la razón de ello no está clara.

Las murallas conservan 71 de las 85 torres que tuvieron en su origen y cinco puertas de acceso. Se pueden recorrer por su parte superior y rodean el casco histórico, donde encontrarás los monumentos más destacados de Lugo.

Muralla, uno de los edificios de origen romano en Lugo

Puente romano de Lugo

El puente romano de Lugo tiene su origen en el siglo III, aunque a lo largo de su historia ha sufrido varias reconstrucciones que le han dado el aspecto que tiene hoy. Atraviesa el río Miño, está construido en sillería y esquisto  y tiene más de cien metros de longitud y cuatro de ancho.

El puente une la Calzada da Ponte con la vieja carrera de Santiago. Fue y es usada por los peregrinos que van hacia Santiago, aunque tuvo que permanecer cerrado por algún tiempo debido a varias restauraciones que hubo que acometer, dado que el paso del tiempo y el uso habían debilitado su estructura.

Es por ello, que a día de hoy, al observarlo, podemos ver claramente varias vigas metálicas que intentan hacer de puntales para darle mayor estabilidad.

Puente romano de Duarria

En Castro de Rei se encuentra este pequeño puente construido en pizarra y con un arco de medio punto. Si bien no es majestuoso, tiene un encanto especial que le da un toque histórico al entorno natural en el que está ubicado. El arroyo que pasa bajo él, unido al verde de los pastos y de los árboles que están a su alrededor, crean un paisaje mágico.

Y ya que estás en esta localidad, no dejes de visitar el castro de Viladonga. Es un interesante sitio arqueológico donde puedes aprender mucho del pasado de la provincia de Lugo.

Monumentos romanos de Lugo: Santa Eulalia de Bóveda

Santa Eulalia de Bóveda
amaianos / Flickr.com

No se sabe muy bien por qué fue creado este conjunto, que está conformado por unos baños que parece fueron un santuario dedicado a la diosa Cibeles. Tiene una planta rectangular con una piscina central y una bóveda de cañón decorada con frescos. En ellos se ven ninfas que danzan con un aro que ha sido formado por el movimiento del agua.

Pero si hay algo que destaca de este increíble monumento es su decoración sobre estuco de cal. En ella se perciben de manera perfecta distintas aves en posiciones varias o comiendo uvas.

Estas son solo algunos de los monumentos romanos en Lugo. Pero hay muchos más que no te puedes perder como el puente romano de Barxa, las termas, y algunos más que irás descubriendo en tu recorrido por la provincia. Y ya sabes que, como siempre te decimos, Foz es el lugar ideal para hospedarte y tener acceso a todos ellos. ¿Te animas a disfrutar de esta maravillosa provincia?

Deja tu comentario