Pallozas gallegas

Las pallozas: arquitectura tradicional gallega

Cultura e historia 0 comentarios

Galicia es una tierra llena de tradición y cultura, por no hablar de la historia que dejaron las diversas civilizaciones que la ocuparon. Su arquitectura es muy variada, dependiendo de la zona en la que estés. En esta ocasión, queremos hablarte de un tipo de arquitectura tradicional muy peculiar: las pallozas.

Qué son las pallozas gallegas

Si tuviéramos que buscar algo de antaño, tradicional y que refleje a la perfección a Galicia, serían las pallozas. Son construcciones típicas de zonas frías y de montaña. Y resultan inconfundibles por sus formas, sobre todo, ovaladas y sus tejados vegetales.

La más especial, pero también la menos abundante, es la que tiene forma circular. Se diferencia del resto en que no tiene establos y alberga más estancias diseminadas en distintos niveles, dependiendo del terreno en el que esté construida.

Por lo general, las pallozas tienen un establo, a excepción de las circulares, como señalábamos. Este se sitúa en la planta baja, y es necesario, puesto que las personas que habitaban estas singulares contracciones vivían del campo y la ganadería.

Cómo son las pallozas

Pallozas en Piornedo
Pallozas en Piornedo

La estructura de las pallozas consiste en una columna central en la que se asientan dos vigas que sujetan el edificio, gracias a unos cargos que se sitúan en sus puntas. Cuando la forma es elíptica son necesarias dos de estas columnas, que sujetan tres vigas y que, a su vez, están apoyadas en un pilar vertical. Los muros tienen una altura de dos metros de alto y entre 60 y 90 centímetros de ancho.

Pero sin duda, lo que destaca de las pallozas cuando las vemos incluso de lejos es su techo, o digamos su cubierta, la cual está hecha en su totalidad de paja de centeno. Se tiene que colocar cuando está húmeda, creando diversas capas. Debajo de toda esa montera se ponen unas ramas de retama que darán mayor estabilidad. Cuando la paja de centeno se seca, se endurece de tal manera que crea un techo perfecto para estas casas rurales.

¿Hace frío o calor en ellas?

Pallozas gallegas
Palloza- Carmen Alonso Suarez / Flickr.com

Sabemos que hay muchas preguntas en relación a estas construcciones, y es que el clima en Galicia no es agradable durante gran parte del año. ¿Están estas casas preparadas para soportar las inclemencias del tiempo? Las pallozas, precisamente, están pensadas para calentarse de manera sencilla, a pesar de que no cuentan para tal fin con una chimenea en su interior.

Además, la ausencia de ventanas permite que estas construcciones guarden una temperatura ideal. Además, la paja de centeno que se coloca en el techo es un excelente aislante, tanto del frío como del calor, de la lluvia, la nieve o de cualquier otra inclemencia con la que el tiempo fuera sorprendernos.

Dónde encontrar las pallozas gallegas

Palloza Gallega
Palloza – Wikimedia Comons

Ahora que ya sabes lo que son las pallozas es posible que te estés planteando la idea de ir a conocerlas en persona cuando hagas tu próximo viaje a Galicia. Pues bien, estas se pueden encontrar en muchas zonas de Lugo, como por ejemplo en O Cebreiro o Piornedo. Puedes visitar cualquiera de estas localidades desde Foz, si es que te hospedas en este pueblo marinero.

Además, las gentes de esta zona siguen guardando tradiciones, entre las que destacan su hospitalidad. No tendrás ningún problema en entrar en las pallozas y conocerlas por dentro. ¡Un visita imperdible! Algunas se han convertido, por otra parte, en una especie de museos etnográficos.

En la zona de Lugo que limita con Asturias también encontrarás algunas de estas construcciones esparcidas en sus montañas y en otras pequeñas localidades. Solo tienes que hacer un recorrido por la zona y ver cuántas encuentras. ¡Será como una búsqueda del tesoro!

Galicia es una tierra perfecta para disfrutar de muchas actividades y para aumentar nuestros conocimientos gracias a su historia, tradiciones y arquitectura. Una tierra de tradiciones y rincones llenos de encanto en los que las pallozas tienen un papel protagonista. Visitar alguna de ellas será un recuerdo inolvidable.

Deja tu comentario