Torre de Hércules

Una visita a la fabulosa Torre de Hércules

Cultura e historia 0 comentarios

Hoy os proponemos visitar ni más ni menos que el faro marítimo más antiguo del mundo y que desde que se construyó ha permanecido en uso. Se trata de la famosa Torre de Hércules, ubicada a las afueras de A Coruña. Un monumento que es uno de los lugares que hay que visitar sí o sí durante un viaje por Galicia.

Algo de historia sobre la Torre de Hércules

No se sabe a ciencia cierta la fecha exacta en la que se construyó la Torre de Hércules, pero los sesudos historiadores opinan que se debió levantar entre la segunda mitad del siglo I y los comienzos del II. Y la construirían los romanos que llegaron a la costa gallega. Ellos se convencieron de que habían llegado al fin del mundo, al Finis Terrae, y para que nadie se perdiese construyeron el faro.

Las vistas desde la Torre de Hércules

Torre de Hércules

El emplazamiento para erigir semejante monumento no es casual. Eligieron una loma que se conoce como Punta Eiras y que se eleva casi 60 metros sobre las aguas del mar. Y a eso hay que sumar los 55 metros de altura que tiene el propio monumento.

Por ello, es un mirador fantástico. Y, sobre todo, tiene una altura idónea para colocar las señales luminosas que casi dos mil años después siguen guiando a los marineros que navegan en la confluencia del Atlántico con el mar Cantábrico.

Si bien, hay que decir que originalmente no fue tan alto, tenía como 20 metros menos. Sería a finales del siglo XVIII cuando se recreció para adecuarse a las nuevos tipos de señalización luminosa.

La Torre de Hércules hoy

Inicialmente, la torre estaría relativamente alejada del asentamiento romano de la zona. Un asentamiento que se llamaba Brigantium y que fue el origen de la actual ciudad coruñesa. No obstante, esa ciudad ha ido creciendo mucho con el paso de los siglos. Tanto, que la Torre de Hércules hoy en día forma parte del núcleo urbano.

Si bien, por su importancia monumental, su uso funcional y las características naturales de su emplazamiento, la torre se ha rodeado de un amplio parque, donde no se puede construir. De manera que la estampa del lugar es una de las más hermosas y carismáticas de A Coruña.

El parque escultórico

Parque escultórico en la Torre de Hércules

 

Es un lugar muy hermoso, y no solo por la presencia de la propia Torre de Hércules recortada sobre las aguas del mar. También porque el parque acoge un interesante repertorio de esculturas que hacen que el paseo por allí siempre sea de lo más entretenido y fotogénico. Este museo escultórico ocupa la península de la torre, Punta Herminia y el Cabal de Pradeira, es decir, es de un tamaño considerable.

Llévate la cámara, porque podrás sacar fotos muy curiosas de las obras y de las perspectivas que generan con la Torre de Hércules. Y es que todas se vinculan con el monumento, tanto visual como temáticamente. De hecho, son obras que nos hablan de la mitología de Hércules y de los celtas. Así como otras se centran en el mundo de la navegación.

Una visita imprescindible en A Coruña

El paseo hasta la Torre de Hércules es algo obligado si uno visita A Coruña. Ver un monumento tan antiguo y tan especial siempre merece la pena. Pero además, en este caso también es de lo más atractivo por su entorno, donde varias sendas recorren el citado parque escultórico o los acantilados.

En definitiva, no te pierdas la visita a la Torre de Hércules. Unas visitas que son de pago y que se pueden hacer tanto por libre como en un grupo con guía. Se haga como se haga, merece la pena descubrir este lugar de Galicia.

Deja tu comentario