Rincones de la Mariña Lucense, ¡más que playas!

15 enero, 2019

Galicia es una tierra llena de atractivos culturales, así como de una enorme riqueza natural y monumental. Aunque la Mariña destaca por sus playas, en esta zona de Galicia hay mucho más por ver. ¿Te vienes con nosotros en un recorrido por algunos de los rincones de la Mariña Lucense más bonitos?

Rincones la Mariña Lucense que no debes perderte

La Mariña Lucense abarca cerca de cien kilómetros de costa en los que se encuentran pequeños pueblos pintorescos con mucho por ver y ofrecer. Hoy queremos llevarte en un recorrido por esos lugares de ensueño y por algunos de sus mejores atractivos.

La riqueza patrimonial de la Mariña

San Martín de Mondoñedo, uno de los rincones de la Mariña Lucense
San Martín de Mondoñedo – Jose Luis Cernadas Iglesias / Wikimedia Commons

Recorrer la Mariña nos lleva a descubrir pedazos de la historia de enorme interés. Veremos antiguos castros que miran al mar, como el de Fazouro, y también la que se considera la primera catedral de España, San Martín de Mondoñedo. Dos de los tesoros de los que puede presumir Foz.

Pero hay mucho más. En la Mariña se descubren historias fascinantes, como la del mariscal Pardo de Cela, en dos escenarios: el castillo de Alfoz y la catedral de Mondoñedo, frente a la que fue ajusticiado por enfrentarse a los Reyes Católicos.

Y de épocas más recientes hay joyas como la torre de los Moreno en Ribadeo. Una bonita construcción que nos lleva a la época de los indianos. Aquellos aventureros que partieron buscando fortuna a América y regresaron a su tierra natal cuando la consiguieron.

Espacios naturales

El Abuelo de Souto de la Retorta
El Abuelo de Souto de la Retorta – RodrigoRega / Wikimedia Commons

Hay rincones de la Mariña Lucense que hay que visitar sin excusa. Te sorprenderá la belleza del Monumento Natural del Souto da Retorta, donde se puede pasear entre magníficos eucaliptos. Allí el rey es el que llaman «abuelo», con 67 metros de altura.

Pero la riqueza natural de la Mariña es enorme. Además de sus bosques hay que mencionar sus rías: la de Ribadeo, la de Foz, la del Barquero y la de Viveiro. En cada una de ellas se pueden encontrar rincones llenos de magia. O, en el caso de la de Foz, un lugar de excepcional interés para avistar aves.

Y en tierras de la Mariña se puede pasear por territorios de dos reservas de la biosfera. Por un lado, la de Terras do Miño. Por otro, la de Río Eo, Oscos y Terras de Burón. Si te gusta el senderismo o la bicicleta de montaña, aquí disfrutarás como en pocos sitios.

Más rincones de la Mariña Lucense para disfrutar de la naturaleza: el río Landro, la cascada del Pozo da Ferida, la isla Cocelleira o la punta de Fuciño do Porco.

Pueblos llenos de encanto

Una excursión a Viveiro, vista del pueblo
Vista de Viveiro

Cada uno de los pueblos de la Mariña tiene algo que lo hace especial. Pueblos marineros en los que aún es posible ver llegar a los barcos cada día con su cargamento de pescado, como es el caso de Burela, donde podemos visitar un antiguo atunero reconvertido en museo. Pero en cualquier de ellos encontrarás algo interesante que ver: A Ponte Nova, Mondoñedo o Cervo son solo algunos de ellos.

Y no solo podrás ver, también podrás saborear lo mejor de la Mariña en ellos. Pescados, mariscos, carnes, dulces típicos… En esta parte del territorio gallego tendrás que olvidarte de la dieta.

Más rincones de la Mariña Lucense

Paseo dos Namorados en Sargadelos
Photomarine

Si algo tiene la Mariña es que te puede sorprender casi en cada rincón. En Sargadelos te espera la antigua fábrica de cerámica, cuyos productos son reconocidos por su belleza y calidad. Y a un paso podrás perderte por el bello Paseo de los Enamorados.

En Ribadeo, además de disfrutar de la playa de Las Catedrales, debes acercarte a la isla Pancha, el paisaje que desde ella contemplarás es abrumador. Como lo es el de la punta de de Fuciño do Porco, que ya hemos comentado.

En definitiva, que unas vacaciones en Foz pueden dar para mucho, no solo para disfrutar de las maravillosas playas de la zona. Ya has visto que hay muchos rincones de la Mariña Lucense que merece la pena descubrir con calma.