Galicia en invierno, Santiago de Compostela

Qué ropa llevar a un viaje a Galicia en invierno

Temperatura 0 comentarios

Viajar a Galicia en invierno es una opción que no se puede descartar, porque más allá de su inestabilidad meteorológica, puede ser una estación del año fantástica para disfrutar de algunos de sus encantos. Y con un añadido especial: a precios inferiores a otras temporadas de más afluencia.

No hay que olvidar que también en nuestra residencia habitual puede que llueva o que haga frío, lo cual lo solventamos sencillamente con las prendas y complementos adecuados. Pues lo mismo puede pasar durante nuestras vacaciones invernales en Galicia. Y para que no se te olvide nada, aquí te vamos a dar unos cuantos consejos a la hora de hacer el equipaje.

El clima de Galicia en invierno

Playa de Las Catedrales en invierno
Playa de Las Catedrales – aravakense / Pixabay

No hay que engañarse. En invierno en Galicia la norma no es el buen tiempo. Es fácil que llueva y también haga frío, e incluso en las zonas de interior puede que haga bastante frío y la lluvia se convierta en nieve. ¿Qué ventajas puede tener eso a la hora de pensar en unas vacaciones en Galicia? Pues que se disfruta de estos pueblos, ciudades y paisajes con su luz más emblemática.

Aunque todavía podemos contar una ventaja más. Algo que sorprende realmente a los viajeros que proceden de regiones secas y soleadas. Ese tipo de visitantes están acostumbrados a desanimarse y no salir en cuanto caen unas gotas. Sin embargo, comprueban que en Galicia la vida sigue y que todo está a pleno rendimiento por mucho que llueva. Basta con ponerse un chubasquero o llevar un paraguas.

La maleta para un viaje a Galicia en invierno

Para preparar el equipaje necesario para pasar unas vacaciones en Galicia en invierno basta con aplicar la lógica. Es decir, es muy posible que haga frío, y más posible aún que veas la lluvia. Así que es tan simple como llevar ropa de abrigo e impermeable. O sea, que aquí os citamos unas cuantas prendas que no deben faltar en vuestra maleta.

Un abrigo versátil

Visitar Foz en invierno
[email protected] / Wikimedia Commons

Salvo que os adentréis en la Galicia más profunda e interior, donde los termómetros puede haber días que no superen los cero grados, lo cierto es que en el resto de la comunidad el frío es bastante llevadero. Por esa razón es recomendable llevar una prenda de abrigo, pero no hace falta que sea capaz de soportar temperaturas extremas.

Lo mejor es un abrigo lo más versátil posible, sobre todo por motivos de comodidad. Si se pueden quitar capas, mejor que mejor. Y lo que sí que es imprescindible es que sea impermeable. Y si no, ya se sabe que hay que llevar paraguas, el cual por otra parte nunca está de más en Galicia.

El calzado

Algo similar se puede decir respecto al calzado. Algo que sea cómodo de llevar, ya que siempre que se hace turismo se camina más de lo habitual.

Pero además de cómodo, debe ser resistente al agua. El tipo de calzado ya depende de los destinos que se desee visitar. Es decir si lo nuestro son los paisajes y el mundo rural, quizás sean recomendable las botas de montaña. Mientras que si preferimos el turismo urbano, bastará con unos zapatos cómodos y estancos.

Ropa de recambio

Caminantes en Galicia en invierno
Gregorio Puga Bailón / Flickr.com

El clima en Galicia tiene cierto punto imprevisible. Así que además del abrigo, deberíamos llevar alguna chaqueta auxiliar, porque puede sorprendernos un día más cálido de lo esperado. Al igual que es interesante llevar alguna camiseta térmica que ayude a ese abrigo en otras jornadas de frío más intenso, que también las puede haber.

Y desde luego, siempre hay que llevar en la maleta alguna camiseta y ropa de interior de más, por si nos sorprende un chubasco imprevisto que nos cale hasta los huesos. Sin olvidar que un gorro y unos guantes ocupan poco, y que os pueden salvar de las bajas temperaturas de un día de temporal.

Olvídate del traje de baño

¡O no! Quizás el traje de baño sea imprescindible durante un viaje a Galicia en invierno. Te preguntarás, que para qué. Pues bien, deberás echar uno o dos bañadores si estás pensando en disfrutar de las muchas estaciones termales y balnearios que hay en tierras gallegas. Un ejemplo de que el turismo en Galicia es de lo más variado e interesante, incluso en los meses de invierno.

Deja tu comentario